LANGOSTA DE GALICIA FRESCA//Pieza

 

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Imprimir
Share on whatsapp
Comparte
Share on email
Enviar
Share on google
Google+

LANGOSTA  DE GALICIA FRESCA

La langosta es otra de las estrellas de los mariscos, siendo su carne de las más apreciadas. La langosta es un crustáceo cuyo cuerpo se divide en dos partes: el cefalotórax o cabeza y el abdomen o cola. Su duro caparazón espinado le sirve como defensa ante posibles depredadores que controla con el largo par de antenas que le salen de la cabeza. El rostro es pequeño, destacando en él dos ojos protuberantes protegidos por sendas proyecciones espinosas. Con cinco pares de patas y una cola en forma de abanico. Sus colores van desde el  marrón al naranja, no obstante su color varía en función del tipo de langosta que se trate por las numerosas variedades que existen. La más apreciada es la langosta roja. Hay ejemplares que llegan a medir 40 ó 50 centímetros de longitud y pesar más de 5 kg., aunque lo habitual es que el peso de la roja sobrepase ligeramente el kilo.

La carne de la langosta es muy fina, consistente, blanca, sabrosa y delicada.

Existen varias recetas que tienen como base a este valioso crustáceo, como el salpicón de langosta. Se cuecen cuatro huevos y se trocean. A continuación, se desmenuza la langosta, ya cocida, y se añade a la mezcla pimienta, cebolla, aceite y un poco de vinagre.